LITERATURA

7 Tipos de pronombres, clasificación y ejemplos

Antes de empezar a hablar de los tipos de pronombres, debemos tener claros lo que es un pronombre. Un pronombre es una palabra que es utilizada para hacer referencia a personas, animales u objetos sin tener que hacer uso de su nombre; por lo que el significado de estos dependerá del nombre que reemplace. También nos permiten identificar  en tiempo y espacio al sujeto, así como el número, el género, número o cantidad  y persona.

Los pronombres son comunes en todos los idiomas ya que estos ayudan a una lectura más fluida al reducir el uso innecesarios de sustantivos, lo que los convierten en los elementos más utilizados del mismo.

En el idioma español existen una gran variedad de pronombres, que son clasificados según su función  al momento de ser utilizados para reemplazar un sustantivo.

Los tipos de pronombres en español son los siguientes

1. Pronombres personales

en primer lugar tenemos este tipo de pronombres, los cuales son utilizados para hacer referencia a la persona sobre la cual va el discurso o las que participan en este. Se nos presentan según la persona en que se este hablando, es decir, primera, segunda, o tercera persona; pero también varían según el genero (femenino o masculino) y el numero (singular o plural). Los pronombres personales se pueden dividir en dos categorías:

Pronombres personales átonos:

sirven como un complemento directo o indirecto en una frase en específico. Algunos ejemplos son: nos, me, te, lo, la, le, los, las, les, se.

Ej. “Juan te presto su celular” pasa a ser “Juan te lo presto”.

  • Pronombres personales tónicos: estos pueden aparecer como términos independientes en respuesta a alguna pregunta, pero también nos los podemos encontrar cumpliendo la función de sujeto, atributo o como un termino de preposición.

Algunos pronombres personales tónicos son: el, ella, nosotros, ellos, ellas, vosotros/vosotras (ustedes); los cuales cumplen con función de atributo o sujeto, mientras que, mi, ti, ello, nosotros, nosotras, ellos, ellas, vosotros; cumplen con función de preposición.

Ej. “a ella le gusta la pizza” / “ellos fueron al partido”.

2. Pronombres posesivos

se usan para indicar la pertenencia o posesión de algo por parte de alguno de los participantes en el habla. Estos van acompañados o aparecen siempre junto a un sustantivo y pueden ser singulares o plurales agregando una “s” al final, esto nos indica que tienen flexibilidad de número además de persona y género.

Algunos de estos pronombres son: mío (s), mía (s). Tuyo (s), tuya (s), suyo (s), suya (s), nuestro (s), nuestra (s), vuestro (s), vuestra (s).

Ej. “Los diseños de ella son buenos, pero los tuyos son mejores”.

3. Pronombres demostrativos:

sirven para demostrar o señalar la ubicación de algo o alguien en función de la persona u objeto sobre el cual se habla o en función de a quien se le esta hablando; al igual que en las clasificaciones anteriores estos pueden ser utilizados en plural o en singular. Algo curioso sobre estos pronombres es que antiguamente se solía acentuarlos, sin embargo la norma lingüística mas reciente desaconseja esto.

Los pronombres demostrativos se clasifican según el grado de distancia que tienen con respecto al objeto señalado, teniendo las siguientes categorías:

  • Pronombres demostrativos de primer grado: indican la cercanía de lo que se hace referencia con respecto al emisor. Algunos son: este, esto, esta, estos, estas.

Ej. “estos libros son muy antiguos” / “esta puerta debe mantenerse cerrada”.

  • Pronombres demostrativos de segunda grado: en este caso sirven para representar la cercanía de lo que se hace referencia con respecto al receptor. Algunos son: ese, eso, esa, esos, esas.

Ej. “pásame esa escoba por favor” / “colócate ese gorro”.

  • Pronombres demostrativos de tercer grado: denotan la cercanía existente tanto para el emisor como para el receptor. Entre estos nos podemos encontrar: aquel, aquella, aquello, aquellas, aquellos.

Ej. “aquella ventana quedo abierta” / “aquellos son zapatos usados”

4. Pronombres interrogativos y exclamativos

estos son utilizados para hacer referencia a sustantivos que no ha sido mencionado en el discurso, ya sea de forma directa o indirecta. Entre los ejemplos más comunes nos encontramos con: qué, cuál, cuáles, quiénes, cuánto, cuánta, cuántas, cuántos.

Ej. “¿Cuántos faltaron a la clase de hoy?”

5. Pronombres numerales

sirven para indicar la cantidad relativa al sustantivo al que se esta haciendo referencia. Se dividen en cardinales (primero, segundo, tercero) y ordinales (uno, dos, tres).

Ej. “a ella me ha gustado mas el primer libro de esta saga pero a mi me gusto mas el tercero”.

6. Pronombres indefinidos

al igual que los pronombres numerales, los pronombres indefinidos se usan para denotar cantidades, con la diferencia de que estos últimos hacen referencia a cantidades no especificas, careciendo de otras características, poseyendo así un alto grado de relatividad según el contexto. Aquí nos encontramos con pronombres como: mucho, poco (s), bastante (s), demasiado (s),  ninguno, algo, nada.

Ej. “¿Cuántas personas irán al paseo a la playa? Van a ir muchas.”

7. Pronombres relativos

nos ayudan a unir dos partes diferentes de una misma oración, donde la segunda parte siempre se encuentra subordinada a la primera. “Que”,  es uno de los mas comunes y cumple la función de servir como sujeto o complemento de su oración. Otros pronombres de este tipo que nos podemos encontrar son: el que, cuyo, donde, lo cual.

Ej. “¿tu repetiste el tercer grado de primaria? No, el que repetí fue el segundo grado de primaria.”

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba