Filosofía del derecho: ¿Qué es?

Filosofía del derecho

Desde siglos atrás, desde los pensadores griegos del siglo V a. C. , desde que se preguntaron si el derecho era correcto por naturaleza o sólo por promulgación y convención, los filósofos sociales han continuado la búsqueda de los fines, de la base ética y de los perdurables principios de control social, de esta manera, la filosofía del derecho ha asumido un papel destacado en todo estudio de las instituciones humanas.

La filosofía del derecho es la indispensable relación entre dos disciplinas académicas: la filosofía, que busca comprender la complejidad del fenómeno social, y el derecho, que pretende orientar el comportamiento humano; y donde la filosofía política y la ética aplicada se encuentran estrechamente ligadas. Por lo tanto, se encarga de la naturaleza del derecho, especialmente su relación con los valores humanos, actitudes, prácticas y comunidades políticas. 

Por medio del estudio histórico de sistemas legales y estudios sociológicos, donde las doctrinas y las reglas, así como su eficacia, procedimientos y aplicación de la ley, el cuestionamiento filosófico fundamental contribuye no sólo a disciplinas relacionas a la naturaleza de la acción y la intención humana, sino también en desarrollos de tipo legal como las formulaciones constitucionales y los trabajos cotidianos de los tribunales.

En el desarrollo legal que se describe de esas etapas con justicia, la filosofía ha sido el principal servidor. Se ha utilizado para romper la autoridad de la traición, para doblar las reglas impuestas con autoridad que no admitían ningún cambio, para incorporar nuevos elementos al derecho desde afuera y hacer nuevos cuerpos de derecho a partir de estos nuevos materiales, para organizar y sistematizar, logrando fortalecer las reglas e instituciones.

Como aspecto caracterizador de la filosofía, la filosofía del derecho ha buscado establecer un cuadro moral, legal y político para todos los tiempos y lugares, en capacitarnos para establecer una ley perfecta mediante la cual las relaciones humanas podrían ordenarse sin incertidumbre y librarse de la necesidad de cambio. Sin embargo, el intento y constante esfuerzo ha ampliado los criterios, las exigencias y los compromisos en todos los detalles del orden social.

Redacción por Mariela Guerrero.

Subir