PSICOLOGÍA

Psicología Militar: Definición, Historia, Áreas

Es una disciplina especial de la psicología del trabajo que se centra en la investigación y aplicación de métodos y principios psicológicos a facetas laborales únicas en innumerables entornos militares. Se define como la ciencia y la aplicación del comportamiento humano en lo que respecta al ejército y la conducción de sus operaciones, la psicología militar ayuda a comprender, detectar, y así, diferenciar las fuerzas que son amigables o potencialmente amenazantes.

La psicología militar, cuando se define de manera amplia, puede incluir una amplia gama de actividades en la investigación, evaluación y tratamiento psicológicos. El campo puede abarcar todos los aspectos de la mente humana que interesan a los militares, sin embargo, los investigadores se centran en la psicología de la organización militar, la vida militar y la psicología del combate.

Los psicólogos de investigación militar, tanto oficiales uniformados como civiles, trabajan en entornos gubernamentales y universitarios, o con grupos de contratos de defensa, donde realizan investigaciones de laboratorio y de campo sobre temas importantes para soldados, marineros, aviadores, infantes de marina y guardacostas, para sus familias y sus líderes; y son quienes a su vez diseñan pruebas de detección de aptitud y capacidad mental en los reclutas.

Historia

La especialidad se fundó formalmente durante la Primera Guerra Mundial en el Reino Unido y los EE. UU., donde psicólogos como Yerkes, Cattell, Watson, entre otros, determinaron la importancia de la psicología en los intereses de apoyo al ejército; siendo así parte integral de muchos conceptos e intervenciones tempranas para el trauma psicológico y neuropsicológico, también estableció una base fundamental para la evaluación psicológica y la selección del personal militar.

Robert M. Yerkes, presidente de la Asociación Americana de Psicología, lideró la organización de varios comités para el servicio de guerra; que se ocupaban del examen de reclutas, problemas acústicos, educación y entrenamiento especial, incapacidad, estabilidad emocional, motivación, aptitudes especiales, aviación, problemas visuales, literatura psicológica, pruebas de engaño, un curso de psicología para el Cuerpo de Entrenamiento del Ejército de Estudiantes y propaganda.

Durante y después de la Segunda Guerra Mundial, la psicología militar continuó haciendo contribuciones significativas a la psicología de la aviación, las pruebas cognitivas, la psicología de la rehabilitación y a los modelos de psicoterapia. En este periodo, la psicología militar se enfocó de manera clínica al diagnóstico y tratamiento de los trastornos psicológicos que emergían del personal y los soldados.

Los psicólogos militares clínicos combatían el estrés y los problemas asociados con la orientación vocacional y rehabilitación, dedicándose a la investigación ampliaron principalmente los programas de selección y entrenamiento del ejército y la marina. Más tarde, se aplicó la información obtenida a través de la investigación militar a los problemas industriales.

Las actividades de la posguerra han sido muy influenciadas por los desarrollos organizativos en el período, en particular por el aumento de la importancia de los laboratorios militares, por la aparición de la corporación sin fines de lucro para la investigación y el desarrollo militar; actividades que se desarrollaron debido al impacto de la psicología militar en cada uno de estos.

La psicología militar ahora consta de varias subespecialidades, incluida la psicología clínica, de investigación y ocupacional, con esta última a menudo referida en los EE.UU. como psicología industrial u organizacional.

Principales áreas de la psicología militar

Psicología clínica

Se presentan los aspectos clínicos de la psicología militar, con un enfoque en la evaluación, el diagnóstico y las intervenciones de salud. Entre las aplicaciones clínicas discutidas se encuentran las evaluaciones de aptitud para el trabajo, la evaluación y prevención del riesgo de suicidio, el tratamiento por abuso de sustancias y la psicoterapia breve. Esta área de la psicología militar puede verse como más tradicional, en términos de contenido y alcance, pero también ha experimentado un marcado refinamiento durante los últimos 15 años.

Psicología operacional

Está relacionado con el lado operativo de la psicología militar y se dirige a poblaciones y procedimientos especiales. Gran parte de la información y el pensamiento de esta área se han desarrollado recientemente, con el fin de hacer frente a las nuevas demandas que ahora se imponen a un ejército moderno. Las aplicaciones operativas incluyen temas como el estrés de combate, entrenamiento de supervivencia, negociación de rehenes y comprensión de la motivación terrorista.

La psicología militar presenta a los profesionales de la salud y a los estudiantes información psicológica relevante para las fuerzas armadas, el entorno policial y las comunidades de inteligencia y seguridad nacional. Así como se enfoca en identificar y capacitar de manera óptima a los oficiales y otros líderes, también ayudan a los soldados a actuar eficazmente en combate y, posteriormente, sufrir un mínimo de consecuencias emocionales.

Los psicólogos militares no sólo trabajan con miembros de las fuerzas armadas sino también con sus familias para brindar servicios de asesoramiento y tratamiento de salud mental. Por otro lado, la psicología militar ayuda a cumplir las responsabilidades, encontrando la manera de contribuir al deseo militar de tener en cuenta criterios sociales, políticos y éticos, como componentes de una fórmula de rentabilidad en la elección de armas y métodos de guerra.

Redacción por Mariela Guerrero.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba