Psicología Conductual: Definición, Características, Historia y Tipos de Aprendizaje

diciembre 14, 2020

Psicología Conductual

Esta rama de la psicología tiene como objeto de estudio la conducta o comportamiento humano, que a diferencia de lo que expone la psicología cognitiva, esta explica que, aunque existen los procesos mentales, no influyen ni determinan la conducta y por lo tanto no son relevantes y lo que sí influye en el comportamiento es el medio ambiente y la interacción que tiene el individuo con este ya que nuestras acciones se forman por medio de los estímulos que se dan en respuesta a esta interacción.  

Índice del contenido()

    Características

    Una de las características de esta psicología es la utilización del método experimental para estudiar el comportamiento observable (la conducta), minimizando el estudio introspectivo, las emociones, las creencias, los recuerdos y cualquier influencia interna (como la predisposición genética) que pudiera afectar nuestras acciones, otra característica es su naturaleza evolucionista.

    Que afirma que existe una continuidad en la evolución básica animal y humana, dando esto lugar, a que los resultados de las investigaciones que se hacían en animales pudieran aplicarse al dominio humano, así también era importante el asociacionismo, teoría según la cual el comportamiento se desarrolla a través de la asociación de elementos o respuestas simples.

    Historia

    Surge por primera vez en 1913 gracias a un artículo de John Broadus Watson, (considerado padre del conductismo) en donde hablaba de cómo se veía la psicología a través de los ojos de un conductista., criticando el uso de la metodología que se venía usando (metodología introspectiva) ya que esta no podía ser analizada de forma objetiva. Realizó varios experimentos en donde demostró que la conducta humana es modificable e incluso predecible.

    Otro de los representantes del conductismo, fue Pavlov, un fisiólogo ruso que después de varios experimentos concluyó que no era necesario el concepto de mente ya que se podía conceptualizar las respuestas como reflejos que se dan luego de que aparece algún estimulo externo. Edward Lee Thorndike (1874-1949) contemporáneo de Pavlov, a su vez, realizó experimentos en animales para estudiar el aprendizaje.

    Por otro lado, para Freud, el conductismo fallaba porque no tomaba en cuenta los pensamientos de la mente inconsciente, tampoco los sentimientos ni deseos que para él influían en las acciones de las personas. El conductismo se convirtió en el pensamiento dominante en la psicología hasta que en los años 50 entra en declive con la cúspide de la psicología cognitiva.

    Tipos de aprendizaje

    El conductismo desarrolló dos tipos de aprendizaje asociativo, el primero es el condicionamiento clásico, que implica emparejar un estímulo neutral con una respuesta no condicionada, es decir, se coloca una señal que sea neutra antes de un reflejo, o, en otras palabras, asociar estímulos con respuestas. 

    Esto se logra mediante la repetición, pudiendo condicionar un estímulo que en un principio no genera una respuesta determinada o deseada, para que luego sí lo haga, ejemplo de esto fue el experimento del perro de Pavlov, en donde sonaba una campana frente a un perro, y esto no generaba ninguna reacción, pero durante el condicionamiento se hacía sonar una campana minutos antes de darle comida y después de dicho condicionamiento al escuchar el sonido de la campana el perro comenzaba a salivar.

    Por lo que Pavlov pudo observar que la comida generaba una respuesta de forma natural (estimulo incondicionado)ya que el perro silababa cuando se le ponía al frente (respuesta incondicionada) y la campana en este caso (estimulo neutro) no tenía una respuesta por parte del perro antes del condicionamiento, pero después de realizar el experimento varias veces, la campana se convirtió en un estímulo condicionado ya que el perro respondía con solo escucharla incluso antes de ver la comida (respuesta condicionada).

    Por otra parte, está el condicionamiento operante, proceso que ejerce el control del individuo por medio de la aplicación de un refuerzo en un ambiente dado, para alterar la probabilidad de que se dé una respuesta especifica. Skinner (quien desarrollaría esta teoría que nace de la “Ley del efecto” de E.L.Thordike) describe que hay determinados estímulos que pueden ser percibidos como positivos y otros como negativos.

    Los estímulos positivos pueden reforzar conductas mientras que los estímulos negativos o castigos pueden extinguir conductas, esto lo experimentó con ratas, se ponía a la rata en una caja que tenía una palanca que le permitía satisfacerse de comida, asociando esta conducta o acción con el premio de la comida. Las respuestas que son recompensadas tienen altas probabilidades de repetirse, a esto le llamó refuerzo positivo o recompensa.

    Mientras que las respuestas negativas pueden ser abandonadas o extintas por medio de refuerzos negativos como la no recompensación o el castigo. Según esta teoría, todo nuestro comportamiento es resultado de asociaciones aprendidas en relación a estímulos y respuestas, que generan cambios observables de conducta.

    Todas estas teorías conductuales ayudaron a comprender mejor el comportamiento humano y trataron de explicar desde su punto de vista cómo los humanos accedemos al conocimiento. Hoy en día la psicología conductual y la psicología cognitiva forman gran parte de lo que es la psicología actual, siendo más común que se practique la terapia cognitivo-conductual, ya que ambas son claves en el desarrollo de un problema psicológico.

    Subir