Psicología Clínica: Definición, Historia y Enfoques

diciembre 14, 2020

psicología clinica

La psicología clínica una de las ramas de la psicología y el área de especialización profesional que se ocupa de la evaluación,  diagnóstico y tratamiento de enfermedades del cerebro, trastornos psicológicos y los comportamientos anormales en los individuos. Está capacitada tanto para utilizar una variedad de técnicas y terapias para tratar los trastornos de salud mental, así como para brindar asesoramiento en áreas clínicas y de compensación.

Se considera tanto una práctica de salud general como una especialidad proveedora de servicios de salud. Los psicólogos clínicos brindan servicios terapéuticos profesionales para el diagnóstico, valoración, evaluación, tratamiento y prevención de trastornos psicológicos, emocionales, fisiopatológicos y conductuales en personas de todas las edades y niveles de angustia.

Por el lado de la práctica, la psicología clínica implica comprender, pronosticar y mejorar la angustia intelectual, emocional, física y psicológica, la inadaptación social y conductual y las enfermedades mentales, así como otras formas de estrés.

Índice del contenido()

    Historia

    De las primeras influencias en el área de la psicología clínica se encuentran los trabajos del psicoanalista Sigmund Freud, siendo uno de los primeros en enfocarse en las enfermedades mentales y la posibilidad de mejora a través de la comunicación con el paciente, desarrollando de esa manera el enfoque de terapia de conversación. Con Freud y la fundación del psicoanálisis, se creó la primera forma influyente de psicoterapia practicada por psicólogos clínicos.

    Generalmente se considera que Lightner Witmer fue el fundador de la psicología clínica en 1896, año en que abrió la primera clínica psicológica, que se centró en el trabajo con niños en edad escolar con problemas académicos y de comportamiento, y fue uno de los primeros en abogar por el uso de la psicología para ayudar a las personas en lugar de solo para realizar investigaciones. Para 1907, introdujo el término ‘psicología clínica’ por primera vez en una revista especializada.

    Los campos de la psicología anormal y la psicoterapia, que son partes clave de la psicología clínica actual, tuvieron un origen mucho más antiguo. El estudio de la psicopatología se remonta al menos a los escritos médicos atribuidos a Hipócrates que datan del siglo V a. C. y al trabajo de filósofos como Demócrito. La implicación en el estudio de la psicopatología y su tratamiento no empezó sino hasta finales del siglo XIX, cuando se desarrolló formalmente la psicología, y la investigación sobre psicopatología pronto pasó a formar parte de este nuevo campo.

    Aunque la psicología clínica se considera un campo bastante nuevo de la psicología, sus raíces se remontan a finales del siglo XIX. Se sabe a partir de los datos históricos sobre psicología clínica que la aplicación práctica del conocimiento psicológico se utilizó de manera eficaz cuando Lightner Witmer implementó por primera vez los principios fundamentales de la percepción animal y humana en la práctica educativa.

    La psicología clínica se estableció más durante el período de la Primera Guerra Mundial cuando los practicantes demostraron la utilidad de las evaluaciones psicológicas. El desarrollo de esta psicología condujo al desarrollo de un gran número de instituciones educativas en la década de 1960, donde se formaron muchos especialistas. Por lo tanto, esta rama de la ciencia se ha desarrollado continuamente para satisfacer las necesidades de una sociedad cambiante y brindar asistencia psicológica de manera adecuada.

    Enfoques

    Algunas de las principales perspectivas teóricas o enfoques dentro del campo de la psicología clínica son:

    • Psicodinámico: el enfoque psicodinámico fue fundado por Sigmund Freud; el objetivo de este enfoque es rastrear el comportamiento hasta sus fuentes, la autoconciencia y la comprensión de la influencia del pasado en el comportamiento presente. Este enfoque consiste en basar las técnicas psiquiátricas en la consideración de la comprensión de lo que sucede en el mundo interno del paciente.
    • Cognitivo-conductual: este enfoque se centra en la mente y las acciones para abordar lo que los pacientes piensan, sienten y la forma en la que cambia el comportamiento. A través de la terapia cognitivo-conductual, los psicólogos clínicos redirigen los pensamientos irracionales y despectivos, así como exhiben los comportamientos negativos y destructivos, para moldear un tratamiento eficaz.
    • Humanista: la terapia humanista adopta un enfoque holístico y centrado en el paciente para ayudarlas a alcanzar su máximo potencial. Los psicólogos clínicos que utilizan la terapia humanista creen que cada persona es única, por lo que aplica intervenciones únicas e individualizadas para aumentar la autoestima y la autorrealización.

    Redacción por Mariela Guerrero.

    Subir