LITERATURA

Principales características de un cuento

Un cuento es una composición literaria que pertenece al género narrativo, este se caracteriza por ser de una corta extensión en el cual se cuenta una historia ficticia, que puede estar basada en hechos reales. Los cuentos pueden ser manifestados de manera oral o escrita. Poseen un argumento sencillo, de fácil comprensión y con una reducida cantidad de personajes que intervienen en la trama. El propósito de los cuentos suele ser lúdico o formativo.

Los cuentos, al igual que los otros géneros narrativos poseen una serie de características propias que nos permiten identificarlos y diferenciarlos de los demás.

Las características que posee un cuento son

  • Estructura: los cuentos poseen una estructura similar al de las novelas, dentro de la trama nos conseguimos con una introducción, en donde se nos presenta a los personajes; un nudo, donde los personajes se topan o se ven envueltos en un problema; y finalmente tenemos el desenlace donde se obtiene de la trama la resolución del problema.
  • Brevedad: como se menciona al principio, los cuentos poseen una corta extensión, la cual hace posible la funcionalidad de la historia.
  • Versatilidad de temas: los cuentos pueden presentarnos una gran cantidad de temas a tratar, lo que da a lugar varios sub géneros dentro del mismo. Estos pueden tratar historias de terror, de hadas, misterio entre otros.
  • No tiene un narrado definido: los cuentos pueden encontrarse narrados en primera, segunda o tercera persona. Este será establecido por el autor del cuento según considere que sea más funcional para la trama.
  • Son una estructura única: como son narraciones breves y de estructura básica, es necesario que realicemos su lectura como un solo conjunto, ya que si lo leyéramos por fragmentos este terminaría careciendo de sentido, ocasionando la perdida del efecto que se busca generar con la obra.
  • Posee una trama ficticia: como mencionábamos al principio, los cuentos relatan historias inventadas, que si bien, pueden ser basadas en algunos hechos reales, la mayor parte surge de la mente del autor, con una fuerte tendencia narrativa hacia los elementos fantásticos o temas de fantasía.
  • Existe un único personaje principal: es verdad que en los cuentos suelen haber varios personajes, pero la historia y los hechos se centran solo en uno en particular, al cual le ocurrirán todos los eventos y entorno al cual giraran los hechos y los demás personajes.
  • Son escritos en prosa: los cuentos deben estar escrito en prosa, lo que quiere decir que debe estar dividido en párrafos, además de tener sangrías y puntos y aparte.

Causa emociones de manera rápida: los cuentos están diseñados para lograr que el  lector u oyente logre experimentar emociones de manera rápida, acordes al desarrollo de la trama.

  • Todos los personajes son esenciales para la trama: si bien anteriormente dijimos que solo existe un personaje principal dentro de la historia, entorno al cual giraran todos los acontecimientos  relatados esto no quiere decir que los demás personajes sean de relleno, es decir que todos los personajes que participan en la trama cumplen con la función de hacer que esta funcione, por lo que, si elimináramos alguno de estos personajes la historia simplemente dejaría de funcionar porque el protagonista no podría cumplir su objetivo al faltar elementos en la cadena de eventos.
  • Existe diversidad en cuanto a los tipos de cuento: en términos generales podemos identificar dos grupos o tipos de cuentos, dentro de los cuales podemos encontrar un sinfín de sub géneros que se adaptan a distintos tipos de público y que pueden cumplir diversos propósitos.

Los dos tipos o grupos de cuentos que podemos identificar primariamente son:

  • Los cuentos populares: son narraciones transmitidas usualmente de forma oral entre generaciones, pudiendo estos remontarse a varios siglos en el pasado; por lo que, en la mayoría de los casos se desconoce su autor. A lo largo del tiempo van sufriendo múltiples modificaciones, pudiendo existir varias versiones de un mismo cuento. Este tipo de historias suelen estar muy relacionadas con la identidad del pueblo al que pertenecen. Algunos ejemplos de este tipo de cuentos son:

Cuentos de hadas: son historias que suelen tratar sobre personajes fantásticos; como hadas, brujas, duendes y magos.

Cuentos de costumbres: los cuentos de costumbres son orientados a mostrar como se desarrollaba la vida en la época feudal o en las sociedades agrarias. En este caso los personajes comunes son los campesinos, los reyes, los príncipes, las doncellas, entre otros personajes comunes de la época.

Fabulas: las fábulas son historias que son orientadas a dejar siempre una enseñanza o moraleja, generalmente estas se encuentran orientadas a los niños y poseen la particularidad de que sus personajes son casi siempre animales u objetos antropomórficos, es decir, que se le han añadido características propias exclusivamente de los seres humanos.

  • Cuentos literarios: estos a diferencia del cuento popular (que proviene de la tradición oral y se basa en esta para su difusión) son concebidos desde un principio de manera escrita, por lo cual en la mayoría de los casos se conoce su autor.

Estas son narraciones minuciosamente elaboradas que poseen intenciones especificas; en ellas el autor se encarga de crear una atmosfera capaz de producir diferentes emociones en el lector, dicha atmosfera suele estar orientada a un publico en especifico, puesto que no es igual un cuento para niños que uno para adultos.

Cabe destacar que dentro de los cuentos literarios también nos podemos encontrar con cuentos de hadas o de costumbre que fueron concebidos desde un principio en este formato.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba