filosofía de la mente

Filosofía de la Mente: Definición, Historia, Dualismo y Monismo

diciembre 8, 2020

La filosofía de la mente es la rama de la filosofía enfocada en el estudio de la mente como sus acontecimientos, funciones, propiedades, y especialmente, su relación con el cuerpo físico. Cubre todos los temas filosóficos relacionados con la mente y sus estados mentales como la conciencia, intencionalidad, percepción y proceso, y se plantea las cuestiones metafísicas y epistemológicas que tienen que ver con la naturaleza de lo mental y lo físico, y los conocimientos de los mismos.

Generalmente se considera parte de la metafísica, ya que aborda la naturaleza de un aspecto de la realidad: la mente. Para algunos, dependiendo de sus otros puntos de vista sobre la metafísica, la naturaleza de la mente puede, de hecho, ser la naturaleza de toda la realidad porque creen que todo depende de la observación y las acciones de la mente. Esta rama de la filosofía se superpone también con la filosofía de la ciencia cognitiva y la filosofía de la acción, y se cruza en cierta medida con los campos de la neurobiología y la psicología.

La Filosofía de la Mente pregunta no solo qué son los fenómenos mentales y qué les da origen, sino también qué relación tienen con el cuerpo físico más amplio y el mundo que nos rodea. Desarrollando teorías de la conciencia, los conceptos, el contenido, la causalidad mental, el libre albedrío, el naturalismo, el estado fenoménico y qualia, la reducción, la supervivencia y el debate sobre internalismo y externalismo.

Índice del contenido

    Historia

    Gran parte del trabajo en esta área refleja una revolución en psicología que comenzó a mediados de siglo. La investigación de los estados parecía estar basada en una introspección poco confiable, no sujeta a verificación independiente. En consecuencia, psicólogos como BF Skinner y JB Watson, y filósofos como WV Quine y Gilbert Ryle argumentaron que la psicología científica debería limitarse a estudiar relaciones públicamente observables entre estímulos y respuestas.

    Sin embargo, a fines de la década de 1950, varios desarrollos comenzaron a cambiar todo esto: los experimentos que los conductistas mismos realizaron tendieron a refutar hipótesis, lo que sugieria que debieran entenderse en términos de estados mentales. Se llamó la atención sobre la sorprendente complejidad de los lenguajes naturales y se propuso formas de explicar esta complejidad en términos de fenómenos mentales en gran parte inconscientes.

    En el siglo XX, la filosofía de la mente se convirtió en una de las áreas centrales de la filosofía en el mundo de habla inglesa, y así sigue siendo. Cuestiones como la relación entre la mente y el cerebro, la naturaleza de la conciencia y cómo percibimos el mundo, se han llegado a considerar cruciales para comprender el mundo. La posición predominante en esta filosofía apunta a equiparar los fenómenos mentales con las operaciones del cerebro y explicarlos todos en términos científicos.

    Antes de mediados del siglo XX, durante mucho tiempo la visión filosófica dominante de la mente fue la propuesta por René Descartes (1596-1650). Según Descartes, cada uno de nosotros consta de un cuerpo material sujeto a las leyes normales de la física y una mente inmaterial, que no lo es. Esta naturaleza dual da nombre a la teoría de Descartes: Dualismo cartesiano. Aunque inmaterial, la mente provoca acciones del cuerpo, a través del cerebro, y las percepciones se alimentan a la mente desde el cuerpo.

    A principios del siglo XX surgieron tres corrientes de pensamiento a partir de los desarrollos de la psicología y la filosofía que se unirían para llevar a que el dualismo cartesiano fuera desafiado y luego abandonado. Estos fueron el conductismo, el reduccionismo científico y el verificacionismo del círculo de Viena.

    Dualismo y Monismo

    El problema mente-cuerpo, es decir, la cuestión de cómo se relaciona la mente con el cuerpo, se considera comúnmente como el tema central en la filosofía de la mente. El dualismo y el monismo son las dos principales escuelas de pensamiento que intentan resolver el problema cuerpo-mente.

    El dualismo es la posición de que la mente y el cuerpo están de alguna manera separados el uno del otro. Se remonta al menos a Platón y Aristóteles, y las escuelas de filosofía hindú Sankhya y Yoga  pero recibió su formulación más influyente de René Descartes en el siglo XVII.

    El monismo rechaza la separación dualista y sostiene que la mente y el cuerpo son, en el nivel más fundamental, del mismo tipo. Este punto de vista parece haber sido defendido por primera vez en la filosofía occidental por Parménides en el siglo V a. C. y más tarde adoptado por el racionalista del siglo XVII Baruch Spinoza.

    Cada intento de responder al problema cuerpo-mente encuentra problemas sustanciales. Algunos filósofos sostienen que esto se debe a que existe una confusión conceptual subyacente. Tales filósofos rechazan el problema de la mente y el cuerpo como un problema ilusorio. Los exponentes de esta posición explican que es un error preguntar cómo encajan los estados mentales y biológicos. Más bien, simplemente debería aceptarse que los seres humanos pueden describirse de diferentes maneras, por ejemplo, en un vocabulario mental y biológico.

    Redacción por Mariela Guerrero.

    Subir