CULTURA Y SOCIEDAD

Contaminación del agua: Tipos, causas y efectos

La mayor parte de nuestro planeta está formado por agua, ya sea la de los ríos, lagos, arroyos o los océanos, el agua es la fuente principal de vida. Todos los seres vivos necesitan del agua para sobrevivir, desde los simples organismos iniciadores hasta las plantas y animales más completos. El agua ayuda a la producción de vitaminas y nutrientes esenciales, así como también promueve la vida de muchas otras formas, garantizando el funcionamiento natura de los ecosistemas.

Sin embargo, aunque sabemos que el agua es vital para la vida hemos estado produciendo o generando residuos que ponen en peligro la preservación del agua, y con ello la naturaleza y su bienestar. El oceanógrafo Jacques Cousteau dice: “Olvidamos que el ciclo del agua y el ciclo de la vida son uno mismo”, e indiscutiblemente, la vida no sería posible sin la existencia del más preciado recurso natural, el agua.

Tras el desarrollo de la Revolución Industrial del siglo XIX, y con ellos el desarrollo y la urbanización, la industrialización no sólo recibe grandes méritos sino que también ha fomentado una gran amenaza para el medio ambiente. Principalmente, la contaminación del agua, que ocurre debido a las sustancias nocivas que degradan la calidad del agua, donde la composición se modifica hasta el punto de llegar a ser tóxica e inutilizable.

Tipos de contaminación del agua

La contaminación del agua puede provenir de diferentes fuentes, así como de diferentes lugares y formas, por lo tanto, existen muchos tipos de contaminación, entre ellos:

  • Contaminación química: el trabajo industrial y agrícola implican el uso de una gran cantidad de productos químicos como ácidos, sales y metales tóxicos que pueden escurrirse al agua y contaminarla. De igual forma, aquellas materias y productos químicos que no se disuelven y quedan suspendidas producen la degradación del agua.
  • Contaminación de aguas subterráneas: esta puede ser causada por los fertilizantes y plaguicidas aplicados mayormente en la agricultura, sin embargo, cualquier todo tipo de producto químico que se absorba y se filtrarse en el suelo llega a contaminar ríos y lechos de agua submarinos.
  • Contaminación microbiológica: esta suele ser una forma natural de contaminación, ya que microorganismos como las bacterias, los protozoos y los virus pueden filtrarse en los suministros de agua y generar diversas enfermedades tanto en animales marinos y terrestres como en los seres humanos.
  • Contaminación por nutrientes: a pesar de contribuir al desarrollo de la flora y la fauna, como en el caso de la agricultura, los nutrientes pueden llegar a alterar el equilibrio de los ecosistemas. De manera que, si se encuentra en el agua una alta concentración de nutrientes, ésta puede causar la contaminación de la misma.

Estos tipos de contaminación pueden ser: puntuales, en los que los contaminantes se localizan en una sola área geográfica, como por ejemplo en los derrames de petróleo, los drenajes de las minas, la descarga de residuos industriales o domésticos; o pueden ser no puntales, en los que la contaminación es difusa, sea naturales o no pueden abarcar diferentes superficies y áreas geográficas, como por ejemplo la ganadería, la explotación del suelo o las actividades volcánicas.

Causas de la contaminación del agua

La contaminación del agua a veces es causada por la naturaleza, cuando el mercurio se filtra por corteza terrestre y contamina los océanos, los ríos, los lagos. Sin embargo, la causa más común es la actividad humana.

Entre los factores que provocan la contaminación está la alteración física de la tierra para la agricultura o el crecimiento urbano que conduce a la contaminación del agua debido a que se despoja al suelo de su vegetación protectora y se vuelve más propenso a la erosión, así como contribuye a que las fuentes hídricas se sequen.

Por otro lado, la producción de desechos que producen las industrias, así como la minería, la agricultura y la ganadería, ya sean derrames de petróleo y derivados o sustancias químicas así como el desperdicio doméstico, el vertido de basura y aguas fecales, causan la degradación de los ecosistemas y afecta directamente a los ríos y mares.

Efectos de la contaminación del agua

  • Enfermedades: el beber o consumir agua contaminada de cualquier forma tiene muchos efectos desastrosos en nuestra salud, ya que los patógenos transmitidos por el agua en forma de bacterias y virus puede llegar a provocar cólera, hepatitis, fiebre tifoidea, entre otras.
  • Destrucción de ecosistemas: los ecosistemas dependen de una red compleja de animales, plantas, bacterias y hongos para prosperar, ya que todos interactúan entre sí, de manera directa o indirecta. Por lo tanto, más pequeño cambio en el medio ambiente y su equilibrio puede provocar un colapso en todo el ecosistema.
  • Eutrofización: los nutrientes químicos estimulan el crecimiento de algas, lo que crea una capa sobre los estanques o los lagos. Las baterías se alimentan de ellas y disminuyen la cantidad de oxígeno, afectando gravemente la vida acuática.
  • Alteración de la cadena alimentaria: el consumo de toxinas por los animales acuáticos y luego el consumo de ellos por animales terrestres y los seres humanos, llegan a generan efectos perjudiciales para la salud.

Redacción por Mariela Guerrero.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba