CULTURA Y SOCIEDAD

¿Cuáles son las Causas y efectos de la inflación?

La inflación es quizás la palabra con la que estamos más familiarizados, no sólo la tienen presente los que están en el mundo de la economía como banqueros o inversionistas, sino que también cualquier persona con hábitos de gasto y consumo, ya que la inflación afecta los costos de vida tanto de los consumidores como los productores marcando una gran diferencia en nuestras finanzas, que genera un estado de desequilibrio económico.

Podemos definir a la inflación como el aumento de los precios, de los bienes y los servicios dentro de una economía en particular, lo que puede significar la disminución o reducción del poder adquisitivo de una unidad monetaria. La inflación puede durar un período determinado, sean meses o incluso años, así como puede llegar a convertirse en una fuerza destructiva si se sale de control y el aumento drástico causa el colapso de la economía.

Causas de la inflación

Hay dos causas principales que generan la inflación y son:

Inflación impulsada por la demanda

Esta ocurre cuando la demanda de bienes y servicios aumenta tanto que supera la oferta de estos. En general, se debe a la falta de productos o servicios, que una vez se agotan las existencias, se desarrolla rápidamente un desequilibrio entre la oferta y la demanda, causando aumento de precios. Eventualmente, tras un lapso de tiempo cuando se reanudan las inversiones y las producciones, la oferta es suficiente para satisfacer la demanda.

Inflación impulsada por los costos

Esta ocurre cuando la oferta se encuentra limitada de alguna manera pero la demanda de los consumidores sigue igual, por lo tanto se produce un incremento en los costos, lo que puede deberse a los mayores costos de producción que involucran los salarios, las importaciones y las materias primas. Las causas pueden ser inesperadas, como un desastre natural que detenga la producción en las empresas o por cambios repentinos en las regulaciones gubernamentales y las leyes.

Efectos de la inflación

El poder adquisitivo de la moneda pierde su valor. En el caso de los ahorradores o los inversores, ciertas adquisiciones pueden volverse menos valiosas con el paso del tiempo, lo cual a su vez es un incentivo para consumo, para gastar e invertir ese dinero en cosas que a largo plazo puedan generar buenos ingresos o evitar una pérdida económica. Por otro lado, puede aumentar o reducir el costo de los préstamos y los salarios, beneficiando a unos y haciendo perder a otros. 

Redacción por Mariela Guerrero.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba