HISTORIA

Las 6 Características principales del Feudalismo

El feudalismo fue un sistema económico y social utilizado durante la edad media en Europa, este estuvo vigente entre los siglos IV y XV. Este se basaba en la descentralización del poder político, el cual distribuía  las obligaciones entre las diferentes clases sociales de la época.

Este sistema  mantenía una relación  entre los denominados señores feudales y los vasallos, estos últimos mantenía una actitud de obediencia y servicio hacia el señor feudal, a cambio de  que este proporcionara protección y manutención.

El termino feudalismo proviene del hecho de que los nobles cedían  una parte de sus tierras, las cuales  eran denominadas feudos a los vasallos, los cuales las trabajaban, poniéndolas a producir  mediante los siervos quienes trabajaban de  manera obligatoria y sin ninguna remuneración económica.

Los feudos  eran porciones de tierras que habían sido cedidas por el rey a los nobles como una especie de pago por sus servicios a la corona; en estos territorios los señores feudales tenían un poder de decisión casi absoluto.

Algo característico del feudalismo era la fuerte separación entre las clases sociales lo que hacía casi imposible mejorar el estatus para quienes se encontraban en  la base de la escala social.

6 Características del feudalismo

Existen múltiples características que nos permiten definir al feudalismo, entre las cuales nos podemos encontrar las siguientes:

1. Existía una estructura social definida e inflexible

En el feudalismo la sociedad era dividida en tres clases sociales que estaban subordinadas a las órdenes del rey estas eran:

La nobleza: Esta estaba conformada por los dueños de extensas porciones de tierras que habían obtenido como producto de sus servicios al rey, los cuales generalmente eran de índole militar.

El Clero: Este estaba integrado por miembros de la iglesia católica los cuales se ocupaban de las cuestiones concerniente a la religión, además de regir  el cómo debían comportarse las personas.

Los siervos: Este era el grupo que se encontraba al fondo  en la escala  social de la época, por lo cual era el grupo más pobre de los tres pero también era el más extenso. En este se encontraba  todas aquellas personas que debían servir de alguna manera al  feudo,  estos eran los campesinos, los artesanos y todos aquellos que debían hacer algún  tipo de trabajo manual.

2. Poseía un sistema social de carácter  cerrado

El feudalismo se caracterizo por tener una movilidad social cerrada,  esto quiere decir que las posibilidades de movilidad de clase  social era prácticamente nulas. Por lo tanto,  quienes nacían como siervos siempre serian  siervos. esto ocurría con la finalidad de mantener  la integridad del feudo en caso de enfrentamientos o guerras, manteniendo el estatus quo  entre las clases sociales.

Sin embargo algunas personas poseían la capacidad de alcanzar un mayor estatus por ejemplo algunos caballeros  que obtenían varias hazañas militares tenían la posibilidad de prosperar y tener sus propios vasallos

3. El Pago de tributos o impuestos era obligatorio para los siervos

El pago de impuestos era requerido como compensación por recibir el derecho de vivir y trabajar en las tierras del señor feudal.  Este normalmente era cancelado en “especies”, es decir mediante cuotas de los productos provenientes del trabajo de los siervos;  como por ejemplo, sacos de granos, harina o tinajas de aceites y vinos.

Además existía el pago del diezmo, el cual era una contribución de una parte de la renta de los siervos para financiar el funcionamiento de la iglesia.

4. La iglesia poseía una  autoridad indiscutible:

Durante el feudalismo la iglesia católica poseía una gran influencia, puesto que era la institución que representaba el poder de Dios sobre la tierra. Por lo que las decisiones provenientes de esta eran tomadas como la voluntad del Señor.

Por lo tanto el papa, al ser la máxima autoridad de la iglesia y por consiguiente el representante directo de Dios en la tierra, era la única autoridad que poseía más poder que el rey, por esto muchas de las decisiones de este eran influenciadas por el clero; si el rey se negaba a seguir las ordenes del papa este podía sancionarlo o destituirlo revocándole el derecho divino a gobernar.

5. El Acceso al Conocimiento era limitado

Durante el feudalismo solo  quienes formaban parte del clero tenían derecho a acceder a ciertos conocimientos, que muchas veces eran considerados como prohibidos o peligrosos; mientras que los nobles eran instruidos en las prácticas militares y de batalla.

 Por otro lado los siervos normalmente eran analfabetas y solo recibían un escaso conocimiento por parte de la iglesia, generalmente el necesario para profesar la fe cristiana, además del conocimiento que se trasmitía de generación en generación  sobre las labores relacionadas con el campo o a las ocupaciones de cada familia.

6. Existía una constante inestabilidad política

Durante el feudalismo eran comunes las guerras y los enfrentamientos en búsqueda de poder. para poder aumentar sus riquezas los señores feudales constantemente atacaban o iniciaban batallas en contra de otros señores, el vencedor se quedaba con todos los bienes del perdedor, esto incluía sus tierras y  los siervos que vivían en estas, de esta manera obtenían más poder y recursos.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba