BIOLOGÍA

Las principales Características de los bosques

Los bosques son ecosistemas donde se encuentran una gran concentración  de plantas, en especial grandes cantidades de árboles y arbustos; la gran diversidad no se limita solo a la variedad de especies del mundo vegetal, sino  que además nos podemos encontrar con una gran concentración de fauna, lo que hace que los bosques sean de los ecosistemas más diversos con que nos podemos encontrar dentro de nuestro planeta. En algunas zonas los bosques pueden cubrir grandes extensiones de tierra.

 Estos son un elemento fundamental en el equilibrio de nuestro planeta, ya que estos funcionan como sistema de regulación climática, además de participar en ciclos naturales,  como el ciclo del carbono y el ciclo hidrológico.

Debido a la gran extensión y las múltiples ubicaciones que estos pueden tener, existen diferentes tipos de bosque, los cuales cada uno puede tener sus características especificas; por lo que primero explicaremos cuales son las características generales de este tipo de biomas y luego hablaremos de las características más comunes de los distintos tipos de bosque.

Características generales:

  1. Funcionan como hábitat para una gran diversidad de especies: Los bosques, de manera general, conforman el hábitat de la mayoría de los seres vivos terrestres. Dentro de estos nos podemos encontrar con animales y plantas de múltiples especies. Dentro de los más diversos nos podemos encontrar con los bosques tropicales; por lo que los bosques componen básicamente un santuario elemental para el resguardo de la diversidad de nuestro planeta.
  2. Funcionan como una fábrica de oxigeno: Debido a su gran variedad de especies vegetales, los bosques de nuestro planeta funcionan como grandes productores de oxigeno; Gracias al proceso que estos llevan a cabo al descomponer el dióxido de carbono en sus elementos más básicos (Oxigeno y carbono), quedándose con el carbono y liberando el oxigeno hacia la atmosfera.  Por lo cual también funcionan como grandes filtros que limpian el aire; por lo que básicamente  estos organismos sustentan  la vida animal del planeta.
  3. Son ecosistemas complejos: Los bosques son un conjunto de especies vegetales y animales, agrupados en un área especifica y donde todos los seres interactúan los uno con los otros. todas estas interacciones son necesarias para mantener el equilibrio y el funcionamiento de dicho ecosistema, por lo que la alteración de algunos de los elementos que se ven involucrados en dicha interacción ocasionarían la desestabilización del sistema y por lo tanto pondría en riesgo la subsistencia de todos los organismos  involucrados. De ahí radica la importancia de conservar dicho equilibrio.
  4. Son una fuente de alimento: Desde tiempos inmemorables, los bosques han servido como una fuente de producción de alimentos, que han servido para suplir las necesidades alimenticias tanto de los animales como de los seres humanos. Este último desde periodos pre históricos ha hecho uso de las diversas fuentes nutricionales que poseen los bosques, como lo son los diversos animales, frutos y plantas que pueden ser consumidos por los seres humanos. Aunque hoy en día la gran mayoría de los alimentos proviene de centros de producción, los bosques siguen proveyendo de alimentos a ciertas poblaciones humanas, las cuales aun hacen uso de estos recursos. Por otra parte, como ya hemos mencionado los animales que se agrupan en estas zonas lo hacen debido a la gran cantidad de recursos aprovechables con los que se encuentran.
  5. Existen múltiples tipos de bosques: Como mencionábamos al principio, según la zona donde se ubican, existen múltiples tipos de bosque; ya que estos llegan a adaptarse a las condiciones climáticas, de terreno, y de disponibilidad de recursos que se encuentran en cada una de estas regiones. Por lo tanto, cada uno tendrá características específicas según  estos factores. A continuación  nombraremos algunos de los bosques más comunes en el mundo y sus características principales:
  • Bosques templados: Este tipo de bosque es el más común en nuestro planeta, pudiendo varias zonas de gran extensión sobre los continentes americano, asiático y europeo. Se  caracterizan por un clima relativamente frio o fresco. Dentro de estos podemos encontrar múltiples especies de animales, tanto migratorias como estacionarias;  además abundan los pastos  y varios tipos de plantas menores.
  • Bosque Boreales: Esto son los que se encuentran en las zonas  sub-árticas, se caracterizan por tener una predomínate población de arboles de hojas perennes. Debido a su ubicación son bosques bastantes fríos, teniendo cortos periodos cálidos durante el verano,   por lo que la mayoría de su fauna es migratoria, y la que no, se encuentra adaptada a los climas de invierno realizando la hibernación. La vegetación de bajo tamaño suele ser bastante escasa en estos bosques.
  • Bosques tropicales: Estos son conocidos también como bosques lluviosos o selvas tropicales. Se caracterizan por tener una vegetación bastante abundante y densa, además de una gran diversidad de fauna. Esto los convierte en uno de los ecosistemas más diversos que existen en el mundo. La densidad de la vegetación puede llegar a ser tal, que esta puede llegar a tapar la luz solar en algunos tramos. Estos bosques suelen poseer un clima cálido durante casi todo el año, con abundantes lluvias y con un gran porcentaje de humedad en el aire.
  • Bosques sub tropicales: También conocidos como selvas sub tropicales, son aquellos bosques que se encuentra en las cercanías de los trópicos de cáncer y capricornio. Estos, al igual que los bosques tropicales, posen una gran variedad de especies, tanto animales como vegetales. Estos bosques se caracterizan por ser más fríos que los bosques tropicales, sin embargo siguen siendo más cálidos que los bosques boreales y los bosques templados. Estos bosques se subdividen en tres categorías, las cuales son: los bosques húmedos, lluviosos y secos.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba